lunes, febrero 08, 2010

La tortura de bloggear

En el pasado he escrito entradas acerca de esta práctica, que a veces parece más una tortura que un pasatiempo o una pasión. Inevitablemente también he escrito acerca de esta actividad: escribir. A continuación los enlaces a algunas de esas entradas, alojados en Licuc, mi otro blog:

Un blog no es un diario
Necesito una tabla ouija para comentar: Del bendito asunto que no deja dormir a tantos bloggers (1)
Necesito una tabla ouija para comentar: Del bendito asunto que no deja dormir a tantos bloggers (2)
Necesito una tabla ouija para comentar: Del bendito asunto que no deja dormir a tantos bloggers (3)
Criando buenos textos

4 comentarios:

josefo Malatrova dijo...

yo ni siquiera se que se trata el tener un blog , nadie lo visita pero aun asi me siento orgulloso de el jajaja

Licuc dijo...

Josefo yo todavía lo estoy averiguando. Ahora, que te sientas orgulloso con o sin comentarios está muy bien.

Lully dijo...

Apreciada Licuc, lo relevante es disfrutarlo, de lo contrario no hay sentido, se tengan lectores en cantidades o no, es un mundo fascinante de empatía, cultura, aprendizaje continúo y diversión.

Abrazos amistosos!

Licuc dijo...

Lully, es cierto, por eso yo no toco temas que me resultan pesados o aburridos.