sábado, marzo 21, 2009

Islas electrónicas: lugares que visité hoy mientras navegaba por la red

No hay nada como una tarde tranquila en casa llenando el tiempo a gusto propio. Mi elección de hoy fue la red, navegué por ella casi como lo hacía en mi época de estudiante de pregrado y el viaje me llevó a estas costas:

The Urban Muse o La Musa Urbana, traduciendo el título al español, es el blog de una escritora que publica artículos, propios y ajenos, acerca de cómo mejorar las habilidades de escritura. Llegué allí buscando formas para mejorar mi destreza para dar títulos atractivos y divertidos a los diversos textos que frecuentemente escribo. Leí un par de entradas más y encontré otra que hablaba acerca de cómo ejercitar la constancia en la acción de escribir.

Edgar Morin es mi amor de hoy. Es el autor de un texto bastante enredado que un amigo me pasó cuando se lo recordé por algo que dije o escribí y él después leyó. Cada vez que me encuentro frente a un autor nuevo me gusta leer una biografía suya para saber desde qué posición escribe, así llegué a meter mi nariz en la vida de este pensador francés. Al final no me quedó duda de que había encontrado el trabajo de una mente admirable, una que me inspira saber de muchas cosas así los temas que me interesen no tengan relación aparente entre sí.

El trabajo de un médico y de un politólogo acerca de la influencia que tienen nuestros amigos, los amigos de nuestros amigos y los amigos de los amigos de nuestros amigos en el grado de felicidad personal me pareció fantástico. Los resultados de un estudio hecho a lo largo del tiempo y su copia parcial, llevada al contexto de las redes sociales, sugieren el carácter grupal de las emociones y la importancia que tiene el estar bien rodeado para ser feliz, incluso por encima del dinero. Esta investigación muy seguramente me dará material para escribir una columna en el futuro.

Gratamente sorprendida quedé con el nivel de redacción de una mujer, a quien conozco por asistir al mismo grupo de discusión de temas paganos, que expresa su disgusto por la obra de Paulo Coelho. Es satisfactorio ver que de las tertulias sale material que puede ser aprovechado por otros que no desean asistir personalmente a tales espacios.

Hoy aprendí que quiere decir el término cruising tras haber leído una entrada en el blog de PinkSheep, en donde trata temas relacionados con la comunidad gay de Bogotá. Por momentos sentí que era muy inocente al ni siquiera haber imaginado la existencia, en esta ciudad, de los lugares y prácticas que menciona. De veras disfruté su relato y su sentido esfuerzo por ser políticamente correcto.

A todo el que tenga una buena conexión a Internet o afiliación a una gran biblioteca le recomiendo darse una sumergida por el pensamiento de otros, seguro saldrá con mayor tolerancia y mayor conocimiento de otras formas de vida luego de bañarse en esas aguas.

3 comentarios:

Micala dijo...

Muy buenas sugerencias de paginas, me parece que a veces con la excusa del tiempo, no nos atrevemos a ver mas alla de algunas cosas

El Infalible dijo...

muy buen aporte. les voy a pegar una mirada..
saludos

Calo dijo...

Siempre espectante, siempre a la espera de nuevas líneas para devorar, buenas recomendaciones, buenas lecturas.

Gracias.