miércoles, febrero 11, 2009

Preparando una maleta para 2 días de viaje

Desde que comencé a viajar por mi cuenta me ha interesado ganar destreza en los distintos aspectos que pueden hacer una salida placentera, entre ellos la preparación del equipaje.

Antes, cuando compartía la maleta con alguien de mi casa, poco me interesaba si empacaba objetos innecesarios, me concentraba en considerar todas las situaciones posibles y me preparaba lo suficientemente bien para cada una de ellas. Llevaba hasta dos cambios de ropa completos para viajes cortos.

Más tarde, cuando fui yo la que debió hacer la valija, me hice más consciente de que es deseable estar listo para los contratiempos, pero si uno le presta mucha atención a ellos termina amargándose y/o complicándose la vida. Esto sin contar el dolor de espalda que se puede ganar si la maleta no tiene rueditas.

En la siguiente serie de fotos ilustro cómo viajé con un bolso amplio durante un fin de semana.

El primer paso es poner un pareo debajo del bolso donde se empacarán todas las cosas, esto para saber cuánto espacio se podrá utilizar. Es mejor usar un pareo porque la tela es delgada y se seca rápido, además puede servir tanto como de salida de baño como de toalla. También sirve para separar las cosas personales del resto, uno no quiere que sacando la billetera los calzones salgan volando por los aires.


Lo siguiente es acomodar el contenido encima del bolso, sin que nada lo desborde para que todo después quepa fácilmente. Para los productos cosméticos se pueden usar empaques vacíos de rollos fotográficos o simples bolsas plásticas, porque de un día para otro no es mucho lo que se necesita, incluso el talco o polvo de cuerpo se puede llevar así.

El truco para maximizar el espacio es sacar el aire de las bolsas, acá luego de meter los zapatos en una bolsa, para que no me ensucien la ropa, paso a aplastarlos de tal manera que quede lo más vacía posible. Al poner los zapatos a lado y lado, no uno sobre el otro, evito bultos en mi cartera, como se verá más adelante, no se pierde la forma del bolso que los contiene.

Una vez todo está en orden sobre el bolso, se debe deslizar el mismo por debajo del contenido, para que quede directamente sobre el pareo que pasará a envolverlo. Se debe cuidar también de no perder la forma inicial, porque esto facilitará la introducción de todos los elementos en la cartera elegida.

Ahora se dobla el pareo sobre las cosas para que no se salgan, es indispensable asegurarse de que no queda un espacio lo suficientemente grande para que algo se salga, de ser así este deberá quedar en la parte superior del bolso para evitar perder objetos.


Ya que todo está envuelto se busca una pinza para el pelo y se ajusta con esto la tela del pareo, de este modo las aperturas quedan selladas y el contenido gana integridad.


Finalmente se introduce todo de nuevo en el bolso sin temor a que algo no quepa, si ya se midió con anterioridad el contenido no debe haber problemas.

Espero este instructivo sea útil para varias personas, además demuestra que las mujeres podemos viajar con poco y estar tan cómodas como de costumbre.

Consejos adicionales: Lleve sólo una caja de sombras y un lápiz labial, así como un cambio de zapatos que sirva para varias ocasiones, mejor si también sirven para ir a la playa / piscina como fue mi caso -aunque no fueron los de la foto-, también recuerde llevar sólo una blusa que combine con el mismo pantalón, de otro modo podrá llevar difícilmente todo en un espacio tan reducido.

3 comentarios:

O'Malley dijo...

Déjame decirte que tu artículo me parece bastante útil para la paranoia 'viajera', de la cual soy víctima!!! Si vieras la cantidad de artículos de belleza sin oficio que se ganan un puesto de lujo en mis expediciones, tipo Cazador de Cocodrilos, entenderías la magnitud de este comentario!!

Me agrada tu forma de escribir, bastante directa con el lector. Bravo!!!

El Marqués de Carabás dijo...

"... y estar tan cómodas como de costumbre".

Pues, a los ojos de un hombre, no se ven tan cómodas cargando un bolso gigante lleno de mil cosas, o con unas pulseras colgantes o un cinturón con cadenillas o un jean descaderado que tienen que estar subiéndoselo o un saco que se amarran en la cintura para tapar lo que deberían mostrar o con...

En fin. Las mujeres le dan validez al refrán "la moda no incomoda".

Calo dijo...

Un hombre para dos días toma un jean, dos camistas, tres calzones,dos pares de medias, y lo que lleva puesto.

Se afeita antes de salir, y compra un sobre de desodorante.

Practicos y comodos.

Que bueno volverte a leer...