viernes, julio 25, 2008

Viejas Historias II


On her knees by ~lord-illusion on deviantART

(25 de Febrero de 1997)

Ella, sentada, con la cintura de él entre sus piernas arrodilladas, sobre la cama.
Él está escribiendo, no le presta atención, ella pone sus manos sobre los hombros de él, los aprieta, él calla… ahora toma el cuello, como si lo creara, lo acaricia, junta sus dedos índices y recorre muy lentamente la línea central de su espalda aún cubierta por una camiseta blanca que deja entrever levemente sus músculos, empieza a bajar, él hace un mínimo esfuerzo por resistirse, mueve la espalda, ella le pregunta si lo desconcentra, él responde afirmativamente con una voz casi muda, sigue escribiendo… ella casi llega a la base de la espalda, él cada vez encuentra más difícil concentrarse.
Ella ha llegado, saca con violencia la camiseta del pantalón, mete las manos por debajo, lo acaricia con ternura, él para de escribir, aprieta con fuerza su bolígrafo,… no soporta más, lo suelta.
Sin dejar de darle la espalda, le acaricia los muslos, levanta los brazos para que ella le quite la camiseta, luego le acaricia los pechos desde atrás, baja sus manos hacia el cierre, lo elimina, él se levanta para deslizar hacia abajo su pantalón, para también dejar al descubierto la tela blanca de un boxer que cubre sus redondos glúteos… pero vuelve a sentarse dándole la espalda, esta vez ella le acaricia el abdomen, duro, firme, sube las manos a los brazos, los acaricia muy lentamente, al mismo tiempo, él se baja de la cama, se arrodilla frente a ella, la besa, la acaricia hasta llevarla muy cerca del paraíso.

4 comentarios:

Calo dijo...

Siempre es bueno soñar mientras se leé, siempre es bueno volar mientras se hace, siempre hacen falta letrasgdlrb que inspiren tantas cosas.

Un saludito

Licuc dijo...

Gracias Calo.

Hugo dijo...

Tu relato me gustó mucho

Creo que hay mucho de vos en él, no se puede escribir eso sin poner mucho de uno, veo mucho de la tristeza y la profundidad que tiene el amor y el sexo, me dejó con esa sensación

Cuidate!

Licuc dijo...

Hugo es bonito leer que a la gente le guste lo que uno escribe, más si es tan viejito como este texto.
En realidad creo que hay mucho de quien era yo en ese momento, ya lejano en el tiempo, pero válidas todas las sensaciones que genere.
Gracias por pasar.