miércoles, febrero 28, 2007

Eric Cartman existe

Tras ver la noticia de un niño londinense de 8 años que pesa 89 kg no me queda la menor duda de que la caricatura presentada en la serie animada South Park, está haciendo una alusión indirecta a la realidad.

Connor McCreaddie hijo de Nicola McKeown parece ser la inspiración del personaje Eric Cartman, un ser que come sin parar y que es la figura de mayor autoridad en su casa.
Este dibujito pasa los episodios dando órdenes tanto a sus amigos como a su madre soltera, los primeros algunas veces lo insultan y otras veces le hacen caso a regañadientes, mientras que su madre se limita a acatar todos sus mandamientos respondiendo con un cariñoso “bueno, amorcito” antes de ponerse en obra.

No pretendo burlarme de la situación familiar de estas dos personas, sólo quiero llamar la atención sobre la falta de límites que muestran muchos padres actualmente. Sólo basta con asistir a un restaurante para ver cómo se comportan los niños en presencia de sus progenitores: gritan, patalean, se niegan a comer lo que les sirven, aún cuando muchas veces fueron ellos mismos los que eligieron el menú y en el mejor de los casos comen callados pero se comportan cual chanchos en establo, dejando más comida fuera del plato que en sus estómagos al tiempo que los juguetes y zapatos adornan el piso debajo de ellos.

Entiendo que no todos los niños son así, que existen padres concienzudos que crían a sus hijos para que ayuden a mejorar el planeta empero no son la mayoría, además por estar tan bien educados son los que alegremente menos se sienten, justo los que más atención deberían recibir para reforzar su adaptativo y amable comportamiento, pero como las pautas de crianza se han caracterizado por gritar y atender a los niños especialmente cuando estos arman berrinche, los infantes aprenden rápidamente que esa es la mejor manera de mantener a sus padres con ojos y oídos atentos sobre ellos.

Aún no tengo hijos, ni siquiera estoy segura de llegar a tenerlos algún día pero tampoco de no hacerlo, así que por ahora me limito a observar con consternación que las autoridades de un país de primer mundo como lo es Inglaterra, tengan que intervenir en asuntos tan domésticos como la forma en que una mujer alecciona a su hijo, todo porque al salírsele de las manos con sus cuidados está poniendo en riesgo la salud de su hijo.

Válido su punto en cuanto a que ha recibido poca ayuda de las entidades sanitarias para manejar el problema que tiene con su hijo, pero me quedo pensando, si tiene que esperar a poner en riesgo la custodia de su hijo para tomar cartas al respecto y recibir ayuda especializada y el niño apenas tiene 8 años ¿qué podrá pasar cuando cumpla la mayoría de edad?

lunes, febrero 19, 2007

Extranjerismos: Una consecuencia casi inevitable de la globalización

Toqué este tema con alguien que llamó mi atención sobre la palabra entrada, la cual puede sustituir perfectamente a la palabra post sin necesidad de entrar en discusiones literarias para decidir si lo que se escribió fue un ensayo, un artículo, una crítica o una columna. Ahora la duda que tengo es ¿por cuál palabra en español reemplazar blog? Algunas personas como Apolo han decidido cambiarla por bitácora que significa: “Armario o cajón fijo a la cubierta del barco y cercano al timón, en que se pone la brújula.”
Esta palabra (por obvias razones) suele utilizarse mucho en ambientes marítimos o espaciales, si como nosotros se tiene afición a la serie Viaje a las Estrellas.
Es fácil quedar en el limbo cuando se piensa en opciones castellanas para términos anglosajones.
Me parece que cualquier esfuerzo que se haga por mantener nuestro idioma lo más puro posible es válido, sobretodo si se hace con respeto y por iniciativa propia, por eso es que me gusta tanto tener a la mano un diccionario de sinónimos y antónimos.
Pensando con más detenimiento me hace gracia que mientras nosotros los latinos nos esforzamos por aprender los términos ingleses de moda ellos buscan alusiones españolas para sus inventos, por ejemplo el Podamigo de esta página.
Por ahora creo que la traducción casi textual de blog no es del todo errada para referirse a estas páginas: diario de navegación virtual, sin embargo con la costumbre generalizada de acortar las palabras y la poca sonoridad de di-na-vi no creo que el término se imponga.
En definitiva estos son los efectos palpables de la globalización.

lunes, febrero 12, 2007

Miopía Emocional en el Mundo Laboral

En noticias recientes apareció el caso de una astronauta estadounidense quien atacó a otra astronauta al creer que esta le estaba robando el cariño de su amante, también colega. Lisa Nowak es separada y tiene tres hijos. Volvió hace poco de una misión en el espacio que duró12 días, tiempo durante el cual personal de la NASA se encargó de monitorear todos los procesos que debían cumplirse para completar el programa planeado previamente. Diligentemente este personal hizo su trabajo, mas lo realmente sorprendente para mí es que nadie se diera cuenta de lo que ocurría entre los dos astronautas, al menos eso es lo que afirman los medios de comunicación, fuente poco confiable; se me hace fácil suponer que alguna mujer del Programa Espacial - si no varias – notó movimientos y comentarios sospechosos que daban pistas acerca de las características de la relación que sucedía entre esas personas.
Ahora que los hechos han tenido consecuencias violentas la NASA ha retirado a Lisa Nowak de los listados de candidatos pata futuras misiones, además ha pedido que se revisen los exámenes médicos y psicológicos que se le hicieron. Este proceder sólo confirma la miopía del mundo profesional, pretende que los trabajadores sean máquinas de producción de las cuales sus parejas y familias son sólo accesorios que las mantienen para seguir trabajando, la motivación externa que los mueve a generar ganancias ya que el dinero les permite cuidad a sus seres queridos.
Esta acción me recuerda la soberbia con la que los seres humanos queremos hacer creer que las emociones y todo lo relacionado con ellas son contenidos de quinta categoría que nada tienden que ver con la excelsa racionalidad de la mente consciente.
Esta astronauta pudo tener resultados perfectos tanto en sus exámenes médico como en los psicológicos pero no se puede pretender que una persona embriagada de amor y / o pasión se comporte de forma tan aplomada como un jugador de ajedrez en la final local de un campeonato.
Las emociones son contenidos ricos y positivos que nos mueven hacia la consecución de nuestras metas cuando sabemos regularlos, asunto que difícilmente ocurrirá si nuestra parte intuitiva, tanto de hombres como de mujeres, es negada constantemente más frente a situaciones obvias que surgen, por ejemplo, en relaciones de pareja. De seguir así la intuición será como un órgano atrofiado para la mayoría de las personas, si no es así ya.