lunes, diciembre 17, 2007

Como la primera cita

En alguna Cosmopolitan o Vanidades leí que cuando se va a tener una primera cita con alguien hay que hacer todo lo posible por hacer de la ocasión algo memorable pero no en demasía. Si se sale con algo muy espectacular se deja la marca tan arriba que el esfuerzo necesario para superarla en posteriores salidas será poco más que titánico, por eso es bueno dejar los súper planes como una cena romántica en yate por la bahía de San Francisco para cuando la relación sea eso, una relación y no para el primer descreste, es más si se logra una cita de ese tipo para pedir matrimonio creo que la tarea ya se hizo para una vida entera.

Tengo miedo de “haberme gastado toda la plata en el yate y la cena romántica”, ya que por una idea suelta escribí un artículo que gustó mucho y que esta semana, si no me equivoco, será el que inaugure la columna que Álvaro Ramírez Ospina me ha invitado a escribir en Equinoxio. En todo caso como ya me gusta “el tipo” haré el esfuerzo para que “la relación cuaje” y mientras estoy decidiendo si lo veré cada 8 o cada 15 días. Además no me puedo quejar, esta invitación llega justo cuando tengo ganas de escribir en donde otros me lean y así poder mostrar, a las universidades que ofrecen la maestría que me interesa, que he publicado en sitios distintos a mi bitácora personal.

lunes, noviembre 19, 2007

Apología de la Hipocresía

En una sociedad como esta, tan acostumbrada a la doble moral, esperaría que la gente fuera más hábil a la hora de escuchar conversaciones ajenas sin ser detectada.

Uno de mis pasatiempos favoritos y casi obligados, por los largos trayectos que debo sufrir al transportarme por Bogotá, es el escuchar conversaciones ajenas.

Por lo general voy en los buses, colectivos, articulados y busetas sola, como buen “república independiente” pues he aprendido y aceptado que para perpetuar mi estilo de vida, mezcla entre lo ascético y lo contemporáneo, debo privarme de ciertos lujos como montar en taxi todas las veces que salgo o comer en buenos restaurantes casa semana. Así que tengo dos opciones: me gozo los trayectos o los padezco y dado que el mismo viaje es de por sí una experiencia desagradable, por más breve que sea, especialmente para mí que detesto el contacto físico con extraños, la única salida que me queda es utilizar lo que hay para distraerme y hacerla más llevadera, de este modo he desarrollado habilidades para detectar patrones numéricos en las placas de los carros y en los seriales del servicio público, como recuerdo de los juegos adivinatorios de mi adolescencia, cuando mis amigas y yo creíamos ciegamente que ver el 444 en algún lado, hasta en las series de los billetes, significaba que un tipo nos declararía si amor. Entreteniéndome con uno de estos juegos fue como una vez descubrí que un taxi llevaba 2 números de serie distintos, uno en la parte posterior y otro en los costados, error que al ser detectado por la policía de tránsito, le valdría una suculenta multa. Pero como ya lo dije el pasatiempo numérico no es el que encabeza mi lista.

Lo más fascinante para mí es esculcarle la vida a un desconocido cuando me abre la puerta para que lo haga a través de su conversación con otro desconocido.

Cada vez que me espera un recorrido largo, de 45 minutos ó más, veo a las personas que suben y bajan del vehículo que me lleva, pero hago sólo eso, no las observo, entretanto las escucho.

Adoro perderme en los detalles de la mujer que mantiene su trabajo oficinesco para mantener a sus hijos y sentirse útil para los demás, sin importarle mucho quienes sean, pero que le confiesa a una amiga que en el fondo desea ser despedida. Con la liquidación montará un negocio y le dirá por fin adiós a las harpías que le amargan la vida a diario.
O también puedo lidiar con el estrés que me genera un trancón mientras un grupo de adolescentes despreocupados habla de la actividad de sensibilización que implementó ese día su profesor, misma que los hizo parecer una lavadora echando agua por lo mucho que lloraron.

Me pregunto si habría conocido tantos detalles de la secretaria o si el joven gay que hablaba habría disimulado un poco si amaneramiento de haberlos estado mirando todo el tiempo que los escuché y me respondo: no y sí.

Yo misma, mientras hablo con alguien en un espacio público miro rayado, me incomodo y lanzo indirectas a aquellos rostros impertinentes que se dirigen hacia mí y mi interlocutor en franca actitud de atención. Si para escuchar sólo se necesitan los oídos ¿qué necesidad tienen de estar mirando? No sé qué es más molesto, eso o que cuando hablo con alguien, esa persona no sepa mantener una mirada tranquila e intermitente a los ojos, desviándola a otros lugares de mi cuerpo o cara como si trajera un pegote y en el más odioso de los casos, mira mi boca como si fuera a besarme.

Si uno quiere echar chisme de lo que oyó, basta con parar oreja, los ojos sobran. Al mirar inquisitivamente - ¿o inquisidoramente? – a los conversadores sólo se logra censurarlos, molestarlos perdiéndose el carácter natural de los hablantes, por eso mi sugerencia, si quiere averiguar la vida de otros hágalo pero hipócritamente, dando a entender que no le importa al tiempo que centra su atención, no su mirada, en el tema de su interés, así quedará elegantemente disculpada su incontrolada curiosidad al tiempo que le dará una ilusión de privacidad a los demás, y entre ellos yo se la sabré agradecer.

martes, noviembre 06, 2007

Cómo tener sueños buenos y dulces



Moví esta entrada a otro de mis blogs. Ahora puedes leerla aquí. Por favor disculpa las molestias.

sábado, octubre 27, 2007

Si lo va a hacer de mala gana, mejor no lo haga

Ese es mi lema para la mayoría de las cosas en la vida, pues creo que no tiene sentido hacer las cosas así, de mala gana, pues quedan mal hechas y toca repetirlas, entonces si no me interesa de una digo no o por lo menos lo más rápido posible, pero es obvio que esa no es la filosofía de Clara Elvira Ospina o por lo menos no lo fue esta semana cuando acompañó a Álvaro García en la entrevista-debate a Samuel Monero y Enrique Peñalosa.

Que quede claro que ninguno de los dos me gusta, pero sí me gusta que los debates y las entrevistas sean lo más objetivos posibles.

Admito que no vi completo el programa. Se me olvidó que lo iban a pasar y cuando llegué a ese canal me molestó ver la cara de cólico que ponía esta vieja cuando Moreno hablaba, la forma en que los entrevistadores y Peñalosa atacaban al tiempo a Moreno y la posterior cara de güeva de la Ospina cuando Peñalosa decía algo, eso sin contar la falta de argumentos de ambos y el estilo de intimidación con el lenguaje corporal.

La tapa fue cuando los candidatos parecían comadres que se agarran y pelearon repitiendo 3 o más veces algo que el otro no les iba a poder contradecir, luego el otro hizo algo parecido.

Patético, realmente patético, en resumen eso fue un circo y la mentada periodista debió declinar la invitación de García. Esta campaña ha sido un asco por las no-estrategias de los que van arriba en las encuestas.

martes, octubre 02, 2007

Admirable Maldad

Éxito es la medalla que ganan aquellos que no tienen miedo, esos que están dispuestos a pagar cualquier precio para lograr lo que se proponen.

El modo en que funciona la mente del triunfador resalta por su concentración. Es capaz de mantener la atención fija en su meta durante meses e incluso años, al tiempo que juega al actor observador en los escenarios donde trabaja, mientras analiza las estrategias que deberá usar para ganar una a una las batallas que forman su lucha contra los enemigos de todos los días, seres que sólo tienen la misión de ponerle obstáculos en su camino hacia la victoria, aquella que por derecho verdadero le pertenece.

En su niñez aprendió que todas las personas que estaban a su alrededor le complacían constantemente porque venía de una familia privilegiada, una que estaba acostumbrada a gozar de lujos de forma natural. Raros hechos eran los que sucedían cuando campesinos atrevidos reclamaban derechos que creían tener. Se convirtió en un asunto de honor el ponerlos en su sitio, pues con su conducta sólo estaban incomodándole y esa actitud era motivo suficiente para vengarse, defendiendo de ese modo el nombre de su casa.

Decidió cobrar impuestos al trabajo, a la diversión, al sueño y en general a cualquier actividad que los villanos pudieran hacer a diario con tal de debilitarlos poco a poco y de forma constante. A veces salía al reino para ver cómo progresaba su plan, ese que le devolvería su propio bienestar, bienestar que nunca nadie debió robar…

Con el tiempo los campesinos se resignaron y aprendieron a vivir con las sobras que les quedaban luego de pagar los impuestos que la familia real les cobraba. Aprendieron que si querían tener un poco más debían quitárselo a quienes eran más pobres que ellos, como los ermitaños o los pueblos nómadas que a veces pasaban por sus tierras, pues al ser más débiles podían seguir con ellos el modelo que habían aprendido de sus líderes. Sí, esa era la ley de la vida, si te crees más que alguien más debes sacar provecho de ese que es menos, pues alguien que es más que tú ya se está aprovechando de ti y recuerda: aquel que triunfa es admirado sin importar cuál sea el precio del triunfo, así que la bondad es eso que antes llamaban maldad.

jueves, septiembre 27, 2007

El secreto… está en la acción

Taken from/ tomada de: http://saligia.deviantart.com/art/me-and-teddy-have-a-secret-26917797

Hace unos años, comencé a explorar mi espiritualidad de un modo distinto al que aprendí de mi familia.

Busqué lecturas acerca de magia natural, plantas medicinales y creencias religiosas paganas desaparecidas. Con esta información en las manos y ayudada por los libros electrónicos de visitas, me uní a un grupo de personas junto al que profundicé mis intereses y viví experiencias que me hicieron crecer. Con unas pocas aún mantengo contacto y a otras simplemente no las extraño.

Cuando me metí en el rollo “new age” tenía temor porque no sabía qué esperar, sin embargo decidí seguir adelante y probar dentro de los límites de la sensatez, el material del que está hecho para luego poder decidir informadamente, si ese era o no el modo en que quería expresar mi relación con un ser superior. Por haber atravesado esa etapa de ese modo es que sé cómo quiero seguir creciendo espiritualmente y definitivamente no es de esa forma.

Si bien hice parte de ceremonias que celebraban la luna llena y otras fechas especiales, no tomé sangre de nada, a menos que las uvas cuenten y tampoco sacrifiqué a nadie, para ofrecérselo a la deidad de turno. Esa época la viví observando, escuchando y sobretodo analizando.

En este instante veo, con la distancia del tiempo, mis acciones de ese entonces y puedo decir que me alegro de haber actuado del modo en que lo hice. Hoy sé que los falsos líderes y consejeros espirituales abundan, gracias a que mucha gente se come el cuento de que existen soluciones fáciles y cortas para los profundos problemas que los hacen sufrir. Yo sé que el camino propio, el del auto – descubrimiento, el de la comunión con la propia espiritualidad es tan denso, profundo y complejo que por eso tiene tan buena venta la idea de la reencarnación. No sé si existe o no, pero si es así sería súper útil porque a menudo siento que una sola vida es muy poquito tiempo para hacer todo lo que me convertiría en una trascendida o en una iluminada.

Y precisamente allí está la clave, en el hacer.

Las personas de esa época con las cuales aún mantengo contacto, son aquellas que supieron sacar la esencia del libro o del videíto autoayuda de moda, aquellas que se dieron cuenta de que la mejor forma de estar consigo mismos, y de paso con los demás (en un comienzo lo que los movió fue la búsqueda propia y quizás hasta egoísta) es actuando, haciendo lo que mejor les parece al tiempo que observan los cambios que ocurren en el espacio que les rodea.
Estos personajes con frecuencia crean una filosofía de vida mucho más valiosa que la que promueve un best-seller que dicta 7, 21 o cualquier número múltiplo de 7 - porque el 7 es un número especial -, formas para cambiarle el genio al jefe.

En conclusión, sí, la mente-espíritu-alma-fuerza interna o lo que sea es muy poderosa, pero no sé del primer ingeniero civil de la especie humana que haya construido un puente colgante a pura punta de telekinesis.

Si uno quiere que la vida le cambie tiene que mover el interruptor propio hacia la zona de la acción. Así uno se imagine 777 veces que el negocio de la vida se le hace realidad eso no va a ocurrir si se está todo el día meditando, sin organizar los detalles del servicio que le va a prestar al deseado cliente.

Sé que el secreto está en hacer y alguien antes que yo también lo descubrió, de ahí su frase “ayúdate que yo te ayudaré”.

miércoles, septiembre 19, 2007

Esta colombiana quiere otro canal de televisión

Por estos días RCN y Caracol, los únicos canales nacionales de capital privado en Colombia, están dispuestos a convencer a la Comisión Nacional de Televisión de de que la actual oferta es suficiente para satisfacer las necesidades y gustos de todos los habitantes del país, por lo que la creación de un tercer canal es inútil.

Estoy totalmente en desacuerdo con esa afirmación.

Por ello iré contradiciendo las razones que citan los presidentes de estas empresas, desde mi papel como televidente observadora.

La calidad de las producciones decaerá.
Si lo que hoy es calidad según la definición que los interesados, o sea los canales privados hacen de ella, debo entender este concepto de una forma muy distinta y prácticamente opuesta, pues cuando veo las muestras televisivas de otros canales, tanto públicos como privados, noto el abismo que existe entre los dos. Yo por calidad entiendo una producción agradable a la vista, estética pero además con un contenido que me cuestione, que me haga pensar y que me haga reír sin recurrir a lugares comunes.

El presupuesto de publicidad es insuficiente para que los anunciantes puedan pautar en tres canales.
Siendo así, ¿por qué diablos tengo que ver sólo comerciales colombianos a ciertas horas en Fox?, ¿por qué cada vez hay más productos y servicios nacionales apareciendo en Discovery, Universal, CNN en español y demás canales de televisión por cable?, ¿acaso anunciar en esos canales es gratis y por eso todos lo hacen?, si es así que me avisen para yo anunciar allí también mis servicios profesionales.

Los televidentes están completamente satisfechos con la oferta televisiva que tienen.
Si se entiende por satisfacción, que yo, porque tengo tiempo me espero a que pase la medianoche para ver programas periodísticos y / o de opinión con tal de saber qué dice la gente que tiene cargos influyentes en el sentir público, porque disfruto conocer sus opiniones, está bien, tienen razón, pero si hablamos de mi comportamiento cada vez que comienza la sección de deportes en un noticiero de un canal privado o lo que hago cuando la farándula toma más de diez minutos hablando de telenovelas que no veo, creo que nos estamos refiriendo a una especie de televidente a la que abiertamente no pertenezco y si eso les importa un bledo, tengo todo el derecho de poder ver otro espacio que me ofrezca porcentajes de programación más altos con contenido esperado, dándome oportunidad de alejarme de repeticiones variopintas de viejos esquemas enfermizos que sólo perpetúan visiones sesgadas y estancadas del mundo en que vivimos.

Por ello afirmo que esta colombiana quiere otro canal de televisión y creo no ser la única que piensa así (y eso que yo tengo televisión por cable).

martes, agosto 21, 2007

La Apuesta / Negocio del Levante

Cuando estamos levantando se tienen montones de opciones para elegir al tipo más bueno, más inteligente, con mejor carro o para resumir el mejor partido, según las circunstancias o el gusto propio, pero para que ese fulano nos pare bolas hay que hacer una apuesta.

Generalmente buscando llamar la atención de alguien se recurre a herramientas de atracción que vendan una imagen propia positiva que nos haga ganar puntos con el posible cuadre por lo que es común gastar plata y tiempo. Si uno corre con suerte y le gusta a la persona que está tratando de conquistar los costos se convertirán en una inversión y uno cobrará las ganancias, pero en caso de que el negocio se caiga no existe seguro por fallas en la calidad, es decir que uno queda indefenso y no hay mecanismos de control ante los cuales quejarse o hacer reclamos, pues cada vez que uno decide aventurarse con una nueva persona, a ver si la cosa cuaja está entrando en el territorio del pago por adelantado sin tener la certeza de que recibirá lo que quiere y como lo quiere.

Para evitar correr riesgos algunos prefieren hacer contratos simultáneos con varios proveedores, o sea, le caen a más de uno / una al tiempo y en la medida que comprueban la calidad hacen un contrato más largo e incluso en post pago, se enserian y cuando un miembro de la pareja le hace algo al otro, el ofendido suele decir “luego me las pagas”, haciendo referencia a los derechos y deberes que le otorga el acuerdo de exclusividad, quizás sea por eso que ciertos individuos evitan compromisos usando varios servicios al tiempo y permanentemente.

Creo que una forma práctica, para ahorrarse tantos gastos, podría ser la de acudir a una agencia mal llamada matrimonial (pues no todos buscamos casarnos) para tener la posibilidad de evaluar anticipadamente las probabilidades de éxito que tenemos con alguien y en el mejor de los casos, hasta su historial de atención en materia de servicio al cliente, con esos datos en la mano uno podría tomar una decisión informada de si paga por adelantado o contra entrega, además de por cuánto tiempo, ya que estas organizaciones vienen siendo como los centros de revisión técnica a los que se llevan los carros antes de comprarlos para que nos digan si el negocio que pensamos hacer es ventajoso o no, minimizando así las posibilidades de pérdidas.

martes, julio 24, 2007

De raro no tiene nada

No lo digo porque en este país no pasen cosas malas, sino porque sé cómo terminan pasando tan fácil.

Un celador de un conjunto residencial, usando las llaves que una de las habitantes del mismo, le había dejado en consignación, entró al apartamento de ella e intentó abusar de al menos, uno de sus 3 hijos.
La señora le dijo a una vecina que acostumbraba hacer esto para evitar que sus hijos corrieran algún peligro mientras ella trabajaba en la noche.
El celador que protagonizó los hechos estaba borracho y hasta donde me deja recordar mi memoria ya fue capturado, pero eso no es lo preocupante.

Ya antes he hablado de los pésimos procesos de selección que hacen en las empresas y las de seguridad lamentablemente no hacen excepción. Lo normal en ellas es que le digan a la persona encargada de seleccionar vigilantes que se necesitan 10 personas para las 5 de la tarde de ese mismo día, se lo dicen en el mejor de los casos a la hora de entrada, exigiéndole que cumpla con el objetivo a como de lugar. ¿Cómo hace uno entrevistas suficientes para asegurar la idoneidad y supuesta adaptación de los personajes elegidos?, ¿en qué dimensión paralela alcanza el tiempo para lograr visitas domiciliarias que den pistas de los valores que un individio profesa?

Como es fácil concluir muchas veces el proceso de selección se limita a citar a la oficina a un grupo de personas, que solamente cumplen con los documentos necesarios para ser contratados, en este caso el curso de seguridad, certificados de estudios y pasado judicial, el cual puede ser inútil, pues de un día para otro esta situación cambia con facilidad.

Puede que no sean todas las que lo hagan así pero sí muchas y las que “seleccionan” empleadas domésticas tampoco se salvan entonces me pregunto yo, ¿tendrán que matar a unos cuantos miles para que las empresas se pongan las pilas o tendrán que quebrar unas cuantas veces por demandas de responsabilidad? ¿cómo hacen los seres humanos para seguir confiando ciegamente en cuasi desconocidos? ¿no sería mejor dejarle las llaves a un vecino que se desconoce menos y que al menos se sabe donde vive? ¿habrá alguien que controle a las empresas temporales para que sus procedimientos tengan calidad real y no sólo la sombra de la norma ISO? Porque lo que soy yo ya no le creo a la rimbombante certificación y de los seres humanos tampoco me fío, al menos no mucho.

viernes, julio 13, 2007

El adorable ya no está

No suelo escribir en caliente, es decir, directamente en la bitácora pero no quería quedarme sin decir que cuando una persona que uno no vió nunca en la vida se muere y aún así uno siente algunas arrugas en el corazón, tiende a pensar que en realidad era bueno, como todos los muertos.

Por algo habrá dicho, su ahora viuda, que era adorable, cuando le pidieron que lo describiera en vida.

Se murió y yo siento arrugas en el corazón, parecidas pero no iguales a las que sentí cuando se murió este señor.

Que en paz descansen los dos así hayan muerto a destiempo.

jueves, julio 05, 2007

Toefl me robó

Este es uno de esos posts que uno escribe de cualquier manera porque la rabia difícilmente le da a uno para más. Tengo dolor de estómago y estoy llorando de la física rabia. Toefl me robó y punto. Asumo mi responsabilidad por no haber leído todo lo que decía su página acerca de los requisitos de identificación para el día del examen y por eso no pude presentarlo, sólo puse Johanna Pérez y no el nombre completo, entonces la tarada de Sandra Franco del Gimnasio Británico me dijo que no podía entrar, sin embargo a una niña de apellido Jaimes Ocaziones sí la dejó entrar a pesar de que su registro no tenía los dos apellidos, resumen, yo estoy suplantando a alguien y ella no.
Luego de darme una vueltica, ese viernes 29 de junio me devolví a ver si la vieja me daba alguna prueba de que yo había estado en el sitio para presentar el examen para luego pagar al menos la multa por reprogramación y salir de esa vuelta. Con su tono displicente de pura burócrata a la que le deben pagar montones porque si le pagan por joder ya se podrán imaginar, me dijo que ella pasaba el reporte y se limitó a darme su nombre y el número del sitio donde estaba.
Me fuí triste pero confiada en que semejante organización me permitiría pagar la multa, reprogramar el examen y listo y pues no, no listo, los gringos esos me dijeron que tengo que pagar de nuevo todo el examen si quiero tener el espacio para hacerlo.
Entonces ¿para qué carajos dicen que si uno tiene problemas el día de la presentación uno será multado?
Multa no es igual a pagar todo de nuevo.
He aquí una razón más para odiar a los gringos.
He aquí lo que ponen en su odiosa página.
Verifying Your IDYou must present valid and acceptable identification documents. Identification verification at the test center may also include
thumbprinting photographing/videotaping other forms of electronic ID confirmation If you refuse to participate, you will not be permitted to test and you will forfeit your test fee.
If you cannot meet the specified ID requirements or if you have questions about ID, you must contact the ETS Office of Testing Integrity (1-609-406-5430, fax: 1-609-406-9709, or e-mail: TSReturns@ets.org) before you register. If you do not contact the ETS Office of Testing Integrity before registering and are not admitted to the test, you will forfeit your test fee. It is your responsibility to ensure that your ID documents are up-to-date and available on testing day.

sábado, junio 16, 2007

Boxer y Golden Retriver para adopción



Nos encontramos en el Centro de Zoonosis de Bogota y si alguien no nos adopta pronto vamos a ser sacrificados. Si puedes darme una existencia digna y amorosa agradecere tu ayuda. Cualquier información con Natalia o Gloria Torres 686 3123, 315 790 2658
Información de Zoonosis 440 8998/96 Carrera 106 A # 67 - 02 Engativá, Bogotá
La adopción tiene un costo aproximado de $20.000, pero son entregados esterilizados y vacunados, tanto hembras como machos.
ESTE ES UN MENSAJE DE: REDPAA (RED DE PROTECCIÓN ANIMAL Y AMBIENTAL)

lunes, junio 04, 2007

Catalina, la desequilibrada

Catalina tiene 41 años, está casada hace 15. Sus hijas son Liliana de 12 y Natalia de 8. La mayor toma clases de piano y la menor goza embadurnándose los dedos con témperas.

Catalina trabaja desde el 99 en una empresa pública, llegó a su cargo por un amigo que la recomendó por ser de libre remoción y nombramiento. En este instante sus niveles de estrés son tan altos que pasa más tiempo incapacitada que en su oficina, por lo que la profesional que le sigue en jerarquía ya se sabe al dedillo el teje-maneje del departamento, sin importar que su especialidad sea distinta de la de su superior.

A Catalina le han diagnosticado una isquemia cerebral que amenaza con quitarle la vida, hace 4 años le recomendaron que descansara 15 minutos por cada hora de trabajo, como muchas otras indicaciones médicas ignoró la recomendación, tampoco hizo mucho eco en su mente el consejo de compañeros que la animaban a pasar más tiempo en familia para que los suyos disfrutaran de su compañía, en el olvido quedó aquella conclusión a la que llegó luego de fracturarse un dedo y pasar varias semanas fuera del trabajo: “si me muero nadie va a cuidar a mis hijas como lo hago yo”.

En el 97 Catalina trabajaba en una compañía privada que entró en un proceso de reestructuración, como no quiso renunciar la sometieron a presión psicológica para lograrlo. Sus jefes fueron muy inteligentes, la conocían bien y sabían que lo único que no soportaría era la inactividad así que le siguieron pagando, incluso le subieron el sueldo pero a cambio ella debía cumplir el horario asignado haciendo nada, en ocasiones se le pedía firmar documentos de procesos que se suponía estaban a su cargo pero nada más, si quería podía entretenerse todo el día navegando en Internet o leyendo revistas, nadie le reclamaría ni le llamaría la atención. Pocos meses después la estrategia de los gerentes rindió sus resultados, ella juiciosamente escribió su carta de renuncia y le entregó el anhelado documento a los responsables de cubrir su posición o mejor, de descubrirla. En pocos días se encontró con el personaje que le ofrecería el trabajo que hoy desempeña. Al comienzo todo fue muy emocionante, ella reconoce que su adicción a la adrenalina es algo palpable y que en su caso toma la forma laboral, la de vivir todo el tiempo al límite, intentando cumplir con los plazos que le imponen sus jefes, sin embargo ahora se ve obligada a descansar. Si evade las órdenes médicas es muy probable que no llegue a presenciar el siguiente cumpleaños de sus hijas ni el próximo aniversario de casada.

No, a Catalina no le van a pagar un solo centavo por enviar esto a sus amigos, esto no es una cadena y Catalina como tal no existe, sólo existen fragmentos de ella en la vida de muchas personas pero quizás sí haya historias que se parezcan en extremo a la suya.

Este es un temor real, pasar de la completa inactividad a la frenética total para luego descansar por obligación con tal de mantener lo primordial: la vida.

El equilibrio sigue siendo la clave mas en el mundo de hoy es cada vez más escaso, la disyuntiva parece ser morirte de hambre o morirte trabajando, sólo unos pocos privilegiados tienen un abanico de opciones levemente más amplio.

sábado, mayo 26, 2007

El problema no es de las pruebas psicotécnicas sino de quienes las aplican

He estado pensando en la tontería que es aplicarle a una persona veinte veces o más, una misma prueba psicotécnica dentro del marco de varios procesos de selección de personal. Esto ocurre tanto en empresas que hacen su selección independientemente como en las organizaciones temporales, especializadas en esta área.


El resultado a una prueba cuando de aplica la primera vez es muy distinto a cuando se conoce bien, por lo que se me ocurre que si las temporales crearan un banco de datos donde estuvieran almacenados los resultados de una o varias pruebas, de los aspirantes, sólo tendrían que pagar por el acceso y consultar esos informes ahorrando tiempo y dinero en la absurda repetición de procedimientos que otros ya han realizado.

Estuve hablando por estos días con una administradora de empresas que trabajó algún tiempo en una temporal y me dijo que la competencia entre las estas es tan fuerte que una iniciativa así es muy ingenua. Prefieren seguir teniendo altos índices de rotación, donde cambian a las psicólogas cada seis meses y hacer procesos de selección mediocres, aplicando las mismas pruebas a todas las personas que llegan sin importar para qué cargo van, pues al fin y al cabo es más importante tener ganancias, así los clientes no conozcan nunca los resultados de las evaluaciones y estas sólo se utilicen para llenar las carpetas de los afortunados contratados de un grupo de 300 personas diarias, que en promedio visitan una oficina de estas.

viernes, mayo 04, 2007

Fotos de Plaza de Mercado




Imágenes de plaza de mercado tomadas en la plaza de Kennedy, Bogotá, Colombia.




viernes, abril 13, 2007

Asomo de Aplomo

Se acerca tímidamente la claridad mental de los gobernantes.

Ayer supe que el gobierno nacional desistió en su intento de participar para ganar la sede del mundial del 2014, lo que me parece mucho más razonable que la pataleta armada más o menos un mes, cuando este propósito fue denominado como poco serio por Josef Blatter.
El dirigente de la FIFA fue más sensato y sincero que los iniciadores de la romántica causa deportiva.

Anoche los noticieros anunciaban el robo de miles de millones de pesos al presupuesto sanitario del Chocó, lo que constituye sólo una muestra de los problemas graves que aún deben resolverse en este país, razones suficientes para pensar primero en garantizarle la salud y el alimento a todos los infantes antes de pensar en hacer estadios que quizás no se usen, pues sería sólo uno de los requisitos necesarios para ser sede de un campeonato de fútbol.

Si a Brasil, un país tan grande y vasto, como su actual oferta de infraestructura para eventos deportivos deberá construir más, en caso de ganar la sede ¿a cuánto se acercaría la suma que Colombia debería invertir para competir en cierta igualdad de condiciones?, y más importante ¿las necesidades de cuántos infantes podrían cubrirse con esa misma suma?

miércoles, abril 11, 2007

Soy pobre porque soy honrada

Simplemente no tengo muchísima plata porque no me gusta engañar a la gente.

El tema viene de recientes lecturas que he hecho acerca de sistemas multinivel que muchísimos defienden, como fervientes seguidores de su lider de secta, en respuesta a las supuestas calumnias que hacen exintegrantes de tales organizaciones o simples consumidores inconformes con los productos que prometían ayudarlos a bajar de peso.
Difícilmente puedo estar a favor o en contra de alguno de los dos grupos porque afortunadamente los cambios fuertes de peso no me afectan, porque nunca he pertenecido a una organización de ellas y porque con lo que he leído tengo bastante recelo para estar en alguna de esas posiciones.
De momento prefiero seguir viendo los toros desde la barrera. Ahora quiero pasar a otra de las expresiones de este tipo de mercadeo inescrupuloso.

En el mundo de las terapias alternativas existen pocos mecanismos de control para los terapeutas, por eso es que cualquier persona que tenga una capacidad de persuasión bastante desarrollada y poca honestidad puede crear un negocio muy rentable basado en la desesperación y sobretodo, en la ignorancia de la gente. Muchas personas que están al borde de una crisis, sin importar su tipo, son muy vulnerables a ser engañadas por argumentos falsos que suenan reales y que además juran ser la respuesta a todos sus conflictos.

Los culebreros, charlatanes y demás estafadores con grandes dotes lingüísticos entran en el juego y ven una oportunidad de negocio real, que aunque va en detrimento de patrimonios ajenos, presente una fuente inagotable de recursos económicos nada despreciables.

Sin importar el grado de instrucción o entorno social los incautos caen tarde o temprano en las camillas, consultorios o salones de estos personajes, que lejos de querer enseñarle a los afligidos herramientas para que sean autosuficientes en la solución de sus problemas, les ofrecen recetas mágicas e inmediatas para que todos sus motivos de preocupación desaparezcan de la noche a la mañana. El negocio se hace tan redondo que cuando los atormentados vuelven a tener problemas, producidos por su propio comportamiento que no ha sido modificado en lo más mínimo, acuden nuevamente al mismo facilitador para que les solucione la vida otra vez y así en un círculo vicioso que sólo se rompe para iniciar uno nuevo.

Cuando el embaucador pierde su efectividad, la cual nunca tuvo realmente, el agobiado busca otra solución fácil y rápida en otro empresario del marketing espiritual para descargar en él la responsabilidad de sus propios actos.

El conector entre las tácticas deshonestas de ventas que usan ciertas personas para vender lo que sea, así afecte a la salud y los tratamientos facilistas que ofrecen pseudo-terapeutas espirituales es que viendo una oportunidad de negocio en la debilidad de la gente, hacen aparecer en sus ojos signos de $$$ sin el menor asomo de culpa o vergüenza, es más ni siquiera reconocen que pueden estar haciendo más daño que bien a las personas que tienen cerca, sólo justifican su accionar con múltiples argumentos, pero en el fondo saben que su único objetivo es el beneficio personal y que no tienen más herramientas para ayudar a otros que las que puede tener cualquier peatón, es más, en muchos casos sus carencias internas son mayores y más graves que las de las personas a las que dicen estar ayudando, pero su arrogancia y avaricia no les permite ver tales faltas.

Estudié una carrera que en algunas de sus facetas está dedicada exclusivamente a mejorar la calidad de vida de las personas y aún así dudo si tengo la idoneidad suficiente para decirle a otro ser humano lo que debe hacer con su vida. Intento dar consejo sólo cuando se me pide y sé que será atendido, de lo contrario prefiero callar porque sé que si actúo de otro modo me desgastaré sin sentido, a la otra persona… mmm no sé, quizás ni me preste atención.

Puede que el tema de la autoayuda se haya convertido en una industria que mueve cientos de millones de dólares al año en el mundo entero, mas eso no es razón suficiente para que yo olvide mis principios y valores, para que yo me invente cualquier curso de tres pesos y le haga el material de apoyo pertinente, para luego venderlo por una cifra absurda con el título de “el camino a la felicidad” u otra babosada parecida. Puede que no esté hecha para vender o que no tenga las capacidades suficientes para adaptarme a la selva consumista en la que vivo, pero prefiero existir sin lujos pagados con la ignorancia y el sufrimiento ajeno, así duermo bien y muy tranquila.

miércoles, marzo 21, 2007

Pesimismo a la Carta

Tengo el optimismo manchado por los acontecimientos recientes que he vivido.


Este año parecía, iba a ser muy productivo pero al acercarse el final del primer trimestre mis expectativas han cambiado radicalmente. Comencé animada, con fuerzas renovadas y listas para afrontar los retos profesionales que se asomaban, luego poco a poco la posible apretada agenda fue dejando más y más espacio libre para los compromisos sociales y laborales.

Tras un corto análisis comencé a notar que ciertos actos míos estaban siendo castigados por las empresas con las que trabajaba, entre ellos el demandar el cumplimiento de acuerdos verbales, que para mí son tan legales como los escritos, además de cobrar lo que considero justo por los servicio que proveo y ni qué decir dell “pecado mortal” que cometido cuando decidí irme de vacaciones en lo que “erróneamente” considereé mi propio tiempo.

El camino alterno, cuando el de la independencia económica y laboral luce tan accidentado, suele ser el de emplearse, esperando cumplir una labor proporcional a la remuneración recibida, mas en una sociedad como la colombiana, donde hay profesionales hasta manejando taxis los empleadores pueden darse el lujo de contratar como asistentes de gerencia a personas que hablan hasta tres idiomas y que tienen una maestría en el exterior, todo por la módica suma de 600 mil pesos más prestaciones.
Qué importa si el nuevo sólo dura cuatro meses en el cargo por intolerar la frustración que sentirá al desempeñar funciones para las cuales está sobreperfilado, qué importa si al cabo de ese tiempo habrá veinte o más personas con iguales o mejores habilidades para cubrir el cargo que nuevamente queda vacante.

Con razón se sube uno a un bus de Transmilenio y escucha conversando alegremente a un trío de estudiantes de ingeniería, provenientes de cualquier universidad pública, acerca de lo atractiva que suena la oferta de un guerrillero / paramilitar urbano para unirse a su organización a cambio de una suculenta cantidad mensual de dinero, una que sólo ofrecen empresas grandes a profesionales con cinco o más años de experiencia.

Mientras los políticos ofrecen créditos para profesionalizar a más gente y las organizacones se pelean por los pocos técnicos y tecnólogos que están cesantes.

Arriba Adriana Arboleda, Abajo Paris Hilton

La primera era una más, ahora es la segunda quien lo es.

En varias ocasiones Adriana Arboleda ha aparecido en el set del noticiero donde trabaja, luciendo femeninos zapatos de tacón bajo que promueven una apariencia además de estética saludable. Es gratificante ver a una figura pública con gran influencia social promoviendo hábitos razonables sin alejarse por completo de las tendencias actuales.

La deformación que consiguen algunas mujeres al usar zapatos con tacones altos es comparable con la que se causaban, cortándose y vendándose los pies, hasta hace unas décadas, las mujeres chinas para asegurarse de conseguir una buena unión matrimonial… y al fin de cuentas el uso de esos accesorios en estas tierras tiene un objetivo muy parecido. Aquí está la razón por la cual es de resaltar el estilo que propone la modelo antes mencionada.

En contraste, la cirugía a la que se sometió Paris Hilton para aumentar su talla de brasier contradice aquella filosofía que alegaba seguir: “diles lo que quieren oir pero haz lo que quieras” pues ya antes había declarado que “tener el busto pequeño hace que la ropa te quede mejor” quizás por aquello de que se es más parecida a un gancho.

El derecho a retractarse existe y esta mujer lo está ejerciendo, sin embargo decepciona un poco al rendirse a la tendencia de las modificaciones estéticas mediante cirugías cuando antes se había caracterizado por imponer la moda más que por seguirla.

miércoles, febrero 28, 2007

Eric Cartman existe

Tras ver la noticia de un niño londinense de 8 años que pesa 89 kg no me queda la menor duda de que la caricatura presentada en la serie animada South Park, está haciendo una alusión indirecta a la realidad.

Connor McCreaddie hijo de Nicola McKeown parece ser la inspiración del personaje Eric Cartman, un ser que come sin parar y que es la figura de mayor autoridad en su casa.
Este dibujito pasa los episodios dando órdenes tanto a sus amigos como a su madre soltera, los primeros algunas veces lo insultan y otras veces le hacen caso a regañadientes, mientras que su madre se limita a acatar todos sus mandamientos respondiendo con un cariñoso “bueno, amorcito” antes de ponerse en obra.

No pretendo burlarme de la situación familiar de estas dos personas, sólo quiero llamar la atención sobre la falta de límites que muestran muchos padres actualmente. Sólo basta con asistir a un restaurante para ver cómo se comportan los niños en presencia de sus progenitores: gritan, patalean, se niegan a comer lo que les sirven, aún cuando muchas veces fueron ellos mismos los que eligieron el menú y en el mejor de los casos comen callados pero se comportan cual chanchos en establo, dejando más comida fuera del plato que en sus estómagos al tiempo que los juguetes y zapatos adornan el piso debajo de ellos.

Entiendo que no todos los niños son así, que existen padres concienzudos que crían a sus hijos para que ayuden a mejorar el planeta empero no son la mayoría, además por estar tan bien educados son los que alegremente menos se sienten, justo los que más atención deberían recibir para reforzar su adaptativo y amable comportamiento, pero como las pautas de crianza se han caracterizado por gritar y atender a los niños especialmente cuando estos arman berrinche, los infantes aprenden rápidamente que esa es la mejor manera de mantener a sus padres con ojos y oídos atentos sobre ellos.

Aún no tengo hijos, ni siquiera estoy segura de llegar a tenerlos algún día pero tampoco de no hacerlo, así que por ahora me limito a observar con consternación que las autoridades de un país de primer mundo como lo es Inglaterra, tengan que intervenir en asuntos tan domésticos como la forma en que una mujer alecciona a su hijo, todo porque al salírsele de las manos con sus cuidados está poniendo en riesgo la salud de su hijo.

Válido su punto en cuanto a que ha recibido poca ayuda de las entidades sanitarias para manejar el problema que tiene con su hijo, pero me quedo pensando, si tiene que esperar a poner en riesgo la custodia de su hijo para tomar cartas al respecto y recibir ayuda especializada y el niño apenas tiene 8 años ¿qué podrá pasar cuando cumpla la mayoría de edad?

lunes, febrero 19, 2007

Extranjerismos: Una consecuencia casi inevitable de la globalización

Toqué este tema con alguien que llamó mi atención sobre la palabra entrada, la cual puede sustituir perfectamente a la palabra post sin necesidad de entrar en discusiones literarias para decidir si lo que se escribió fue un ensayo, un artículo, una crítica o una columna. Ahora la duda que tengo es ¿por cuál palabra en español reemplazar blog? Algunas personas como Apolo han decidido cambiarla por bitácora que significa: “Armario o cajón fijo a la cubierta del barco y cercano al timón, en que se pone la brújula.”
Esta palabra (por obvias razones) suele utilizarse mucho en ambientes marítimos o espaciales, si como nosotros se tiene afición a la serie Viaje a las Estrellas.
Es fácil quedar en el limbo cuando se piensa en opciones castellanas para términos anglosajones.
Me parece que cualquier esfuerzo que se haga por mantener nuestro idioma lo más puro posible es válido, sobretodo si se hace con respeto y por iniciativa propia, por eso es que me gusta tanto tener a la mano un diccionario de sinónimos y antónimos.
Pensando con más detenimiento me hace gracia que mientras nosotros los latinos nos esforzamos por aprender los términos ingleses de moda ellos buscan alusiones españolas para sus inventos, por ejemplo el Podamigo de esta página.
Por ahora creo que la traducción casi textual de blog no es del todo errada para referirse a estas páginas: diario de navegación virtual, sin embargo con la costumbre generalizada de acortar las palabras y la poca sonoridad de di-na-vi no creo que el término se imponga.
En definitiva estos son los efectos palpables de la globalización.

lunes, febrero 12, 2007

Miopía Emocional en el Mundo Laboral

En noticias recientes apareció el caso de una astronauta estadounidense quien atacó a otra astronauta al creer que esta le estaba robando el cariño de su amante, también colega. Lisa Nowak es separada y tiene tres hijos. Volvió hace poco de una misión en el espacio que duró12 días, tiempo durante el cual personal de la NASA se encargó de monitorear todos los procesos que debían cumplirse para completar el programa planeado previamente. Diligentemente este personal hizo su trabajo, mas lo realmente sorprendente para mí es que nadie se diera cuenta de lo que ocurría entre los dos astronautas, al menos eso es lo que afirman los medios de comunicación, fuente poco confiable; se me hace fácil suponer que alguna mujer del Programa Espacial - si no varias – notó movimientos y comentarios sospechosos que daban pistas acerca de las características de la relación que sucedía entre esas personas.
Ahora que los hechos han tenido consecuencias violentas la NASA ha retirado a Lisa Nowak de los listados de candidatos pata futuras misiones, además ha pedido que se revisen los exámenes médicos y psicológicos que se le hicieron. Este proceder sólo confirma la miopía del mundo profesional, pretende que los trabajadores sean máquinas de producción de las cuales sus parejas y familias son sólo accesorios que las mantienen para seguir trabajando, la motivación externa que los mueve a generar ganancias ya que el dinero les permite cuidad a sus seres queridos.
Esta acción me recuerda la soberbia con la que los seres humanos queremos hacer creer que las emociones y todo lo relacionado con ellas son contenidos de quinta categoría que nada tienden que ver con la excelsa racionalidad de la mente consciente.
Esta astronauta pudo tener resultados perfectos tanto en sus exámenes médico como en los psicológicos pero no se puede pretender que una persona embriagada de amor y / o pasión se comporte de forma tan aplomada como un jugador de ajedrez en la final local de un campeonato.
Las emociones son contenidos ricos y positivos que nos mueven hacia la consecución de nuestras metas cuando sabemos regularlos, asunto que difícilmente ocurrirá si nuestra parte intuitiva, tanto de hombres como de mujeres, es negada constantemente más frente a situaciones obvias que surgen, por ejemplo, en relaciones de pareja. De seguir así la intuición será como un órgano atrofiado para la mayoría de las personas, si no es así ya.

lunes, enero 22, 2007

Test: ¿Qué tan hongo soy?

El siguiente test le ayudará a descubrir qué tan champiñón u orellana es usted. Intente responder a todas las preguntas del modo más sincero y aproximado a la realidad que le sea posible; si no se identifica con la situación imagínese en ella y piense cuál sería su reacción.

Al terminar sume el puntaje de sus respuestas y lea el apartado correspondiente a su resultado.

1. Está en casa de un amigo, intentan preparar algo de comer pero él no recuerda bien la receta, le pide ayuda a usted, su respuesta es:
a. “Busquemos un libro de cocina”
b. “Para comenzar podemos cortarlo en julianas y luego saltearlo”
c. “Pidamos comida a domicilio, ¡qué pereza cocinar!”
2. A la hora de tender la cama usted:
a. Levanta las cobijas y las pone sin orden particular.
b. Tiene estilos específicos tanto para el día como para la noche.
c. Alisa todo por encima para que no se vean “las montañitas”.

3. Para comunicarse con usted los demás:
a. Utilizan cualquier medio (email, msn, celular, etc.).
b. Si alguien lo llama es al fijo, siempre está en casa.
c. El celular, es su herramienta principal.

4. Los trucos de videojuegos y las páginas de Internet interesantes las ha conocido porque:
a. Navega y juega, tanto como pasa tiempo con sus amigos hablando de esos temas.
b. Sus veladas más agradables las ha pasado frente a su pc.
c. Poco juega y navega, pero cada vez que se encuentra con sus amigos ellos le hablan de esas cosas.

5. La gente que conoce:
a. La ha contactado a través de sus amigos y una que otra vez por Internet (foros, Messenger, chats).
b. Es principalmente del ambiente virtual, le aterra estar en presencia de alguien con quien no ha “conversado antes”.
c. Es de su universidad, colegio o amigos de esas personas, cuando se conecta es para hablar con ellos.

6. Cuando lo invitan a una fiesta:
a. Usted baila más o menos de todo, aunque unos ritmos se le dan mejor que otros.
b. Su paso favorito es el sentado, si es que lo invitan a alguna fiesta.
c. Difícilmente puede sentarse un minuto porque domina todos los pasos de lo que suene, además si no está bailando está conociendo gente.

7. La última vez que estaba hablando de cine se dio cuenta de que:
a. Ha visto casi las mismas películas que sus acompañantes pero que sigue prefiriendo un género específico.
b. Ha visto la mayoría de las películas que hay en cartelera hasta hace un año o año y medio, pero en televisión o alquiladas.
c. Necesita que estrenen más películas porque ya vio la cartelera completa.

8. Si alguien está buscando un sitio nuevo para ir a comer o a bailar y lo llama, usted:
a. Le dirá los sitios que conoce o el número de alguien que tiene más información al respecto.
b. “No, está equivocado, aquí no vive ningún Alejandro”.
c. “Cuando llegues dile que vas de mi parte y te hace descuento”.

9. Cada vez que debe ir al banco a hacer una diligencia lleva:
a. Los papeles necesarios y un bolígrafo.
b. Los papeles necesarios, un bolígrafo y un libro para leer mientras hace fila.
c. Los papeles necesarios.

10. Al preguntarle cuál es su record sin novio (a), su respuesta es:
a. “Un año, año y medio”.
b. (Pausa de 5 segundos) “Ya perdí la cuenta”.
c. “3 meses y fue horrible”.

Por cada pregunta a sume 2 puntos, por cada respuesta b sume 3 puntos y por cada respuesta c sume un punto.

Entre 10 y 16 puntos: Amanita
Usted es un experto en Relaciones Públicas, capaz de llamar la atención con su sola presencia, aparece en muchos de los relatos de sus amigos, ya sea por su asistencia a fiestas, fondees o simples idas a cine que con usted, difícilmente son simples.
Es de los que va al banco sin bolígrafo para pedírselo prestado a alguien más y así iniciar una conversación.
Debido a que anda entre tanta gente es difícil clasificarlo en este grupo pues se parece más los arreglos florales que llaman la atención en sobrios ambientes.

Entre 17 y 22 puntos: Champiñón
Como el acompañante de carnes, sopas y pizzas usted tiene un carácter equilibrado que le permite a sus amigos disfrutar de su presencia sin llorarla cuando hace falta. Se amolda a las circunstancias y sus habilidades sociales le ayudan a conocer otras personas.
Sabe disfrutar de la soledad y en lo posible prefiere no molestar a otros, por eso cuando va a un banco lleva todo lo que puede necesitar, al tiempo que si alguien solicita su ayuda la ofrece con gusto.

23 puntos o más: Orellana
Como aquella gran seta, desconocida pero deliciosa, usted cree que su encanto se encuentra en el tamaño de la rareza, a mayor lejanía de la gente mayor la especialidad, sólo que por andar tan metido (a) en su mundo los demás ni siquiera se enteran de su existencia. Su sabor sólo lo disfruta usted mismo (a).
Si bien podría ser una compañía tan agradable como su primo más conocido, necesita una asesoría seria de Amanita para que los demás conozcan sus ventajas, de lo contrario se quedará como las orellanas, que aunque deliciosas son casi un accidente gastronómico.
Un buen comienzo sería dejar de llevar un libro al banco para evitar que otros le hablen al verle ocupado (a).

martes, enero 02, 2007

¿Conquistadas o conquistados?

Hace unos días hablaba con unas primas y con una tía acerca de la conquista amorosa.

Yo me quejaba porque conozco a varias mujeres que siempre han llegado a conformar parejas luego de ser elegidas por un hombre, rara vez se han preguntado si el personaje que las corteja realmente les gusta o no, simplemente responden a su cortejo porque es lo que debe hacerse, como si siguiéramos en época pretéritas en donde la parte femenina no tenía voz ni voto a la hora de vivir su vida sentimental.
En contraste otras mujeres, muestran como patrón consistente de su comportamiento el elegir entre los hombres que conocen al que las acompañará durante el trayecto siguiente de sus vidas.

Luego de plantear estas posiciones entramos en una discusión tratando de descubrir cuál es la parte que conquista a la otra cuando está por comenzar una nueva relación de pareja.
Yo sostenía que la mujer es consciente o inconscientemente quien comienza la conquista, a veces dejándole creer al hombre que ha sido él quien dio inicio al proceso, todo para salvaguardar su ego y hacerle creer que siempre tiene la razón. Afirmo esta posición porque creo que con un simple batir de pestañas o un movimiento sutil del cabello suelto se ponen en marcha mecanismos químicos en el cuerpo del hombre que lo preparan para el cortejo, quizás él crea que todo fue idea suya y que de él depende el éxito en la campaña pero simplemente, si la mujer no hubiese estado allí dispuesta para la ocasión esa meta ni siquiera se habría planteado. Creo que como para las peleas para el romance se necesitan dos.
Claro, no negaré que en algunos casos me ha halagado que hombres que me resultaban atractivos mostraran un interés similar por mí, una sincronía que mantuvo mi autoestima saludable, pero no creo que esta sea la manera primordial y absoluta de relacionarse con los demás.
Parte de la felicidad de la mujer está en llevar una vida amorosa armónica y para ello es necesario que siga un poquito el ejemplo de María Félix (q.e.p.d.) quien en alguna entrevista afirmaba que había sido muy feliz gracias a haber escogido los hombres que la acompañaron en distintos momentos de sus vidas.

Pdta.: En este momento está publicado un artículo que escribí para la revista El Clavo, el cual puede leerse en este enlace.

Sus comentarios aquí y allá son siempre bienvenidos.