martes, noviembre 14, 2006

El bolso femenino: un lugar familiar

Este artículo fue el que envié al concurso de El Tiempo, como no me llamaron sé que no gané y puedo publicarlo donde se me antoje, entonces acá está:

Yo tengo varias carteras y creo que son accesorios prácticamente indispensables, así haya días en los que se me antoja salir como los hombres, únicamente con las llaves y el celular entre los bolsillos, ah sí y con algo de plata, pero luego pienso: ¿qué tal necesite la cédula?, ¿y los demás papeles?, ay no, mejor llevo la billetera, pero no me cabe en el bolsillo, ni modo tocó llevar bolso; sí, las preguntas se materializan, más cuando se va a un lugar lejos de casa, hecho muy frecuente para mí que vivo casi saliendo de la ciudad, entonces cualquier vuelta sencilla requiere de esos mínimos elementos antes mencionados. Mínimos. Sí, mínimos porque una niña rara vez sale a la calle con sólo eso. En mi caso llevo además una bolsa con cosméticos, aunque de cosméticos sólo tenga el nombre, con vaselina para los labios y un espejo pequeño, el nombre se lo debe a que otras mujeres le dan el mentado uso poniendo en su interior toda clase de productos embellecedores como labiales, sombras, pestañina, perfume, crema para manos, sólo por nombrar los más comunes y claro la lima por si alguna una se daña. Volviendo a mi bolsa llevo siempre, siempre servilletas limpias o pañuelos desechables, las primeras recolectadas en cuanto restaurante, cafetería o panadería visito y los segundos en su mayoría comprados. La razón es simple: ir al baño cómodamente. Al usar los servicios sanitarios no siempre se corre con la suerte de encontrar un sitio impecable y con todos los implementos requeridos para satisfacer las necesidades naturales, entonces es cuando esta parte de la dotación trae sus recompensas.
Junto a los cosméticos llevo generalmente un par de gafas de sol con la misma fórmula que las correctivas, un portaminas o un bolígrafo con una libreta pequeña para apuntar algo, aunque el teléfono celular con su función de notas me sirve como una rudimentaria palm y reemplaza los anteriores elementos.
La verdad es poco lo que llena mi cartera mas es suficiente para mantenerme satisfecha mientras estoy fuera de mi hogar.
Creo que la razón principal por la que una mujer carga cosas en su bolso, sin importar cuáles sean, es esa, llevar el ambiente cálido de su casa a los lugares que visita. Me parece que la costumbre del bolso tiene mucho que ver con nuestro pasado como recolectoras de frutos y semillas, hacía falta alguna clase de artículo que nos permitiera cargar estos elementos cómodamente. Ahora en esta época en la que tenemos que cubrir grandes distancias para ir de un lugar a otro el gene nómada sale de nuevo a la luz con sus efectos. Ante la imposibilidad de regresar a casa varias veces durante el día la solución es trasladar los elementos más necesarios cerca de nosotras. No importa lo que haya en el bolso, seguro su dueña lo necesita para sentirse confiada.

8 comentarios:

JuanFalla dijo...

Interesante eso de:

"trasladar los elementos más necesarios cerca de nosotras".

Tienes toda la razon.

Andrés Meza Escallón dijo...

Pues aunque no tengo autoridad moral para opinar sobre el tema, creo que las mujeres están condenadas al bolso más que todo por pura apariencia:

1) Rara vez su apariencia no necesita retoques (léase maquillaje, cepillo para el pelo, diferentes tipos de moñas o ganchos para el pelo, cremas, perfumes, etc.), así que es poco común ver una mujer sin esos implementos. Para llevar los implementos de su trabajo llevan OTRO bolso o maletín.

2) La ropa que suelen usar está diseñada casi siempre para resaltar o disimular sus atributos físicos, no para la comodidad. Por eso no es raro ver pantalones o chaquetas sin bolsillos, o peor aún, imitaciones de bolsillos que no son tales, simplemente para que no deformen la silueta (¡!). Así que sin bolsillos para llevar lo que necesiten, obvio que tienen que encartarse con un bolso.

Un Gerente dijo...

a veces me da risa ver cuando les timbra el telefono celular, como desesperadamante sacan Bolsita con algodon jgb, removedor de esmalte, pinzas para encrespar las pestañas, dos billeteras, fresquito de alcohol, estuche de protectores diarios, toallas humedas para la cara, menticol grande, las llaves de la casa con llavero de diez mil piedras de colores, las llaves de la oficina con llavero de bolitas antiestres, las llaves del carro con llavero de osito de peluche, estuche con botones y aguja por si acaso, tres frascos de perfume de diferentes aromas "por si las moscas" estuche para los cigarrillos vacio, paquete de cigarrillos, secador de pelo y finalmente el portaretratos con todas las amigas del colegio. . . .
obvio cuendo contestan el celular que esta por allá en lo profundo, ya se ha perdido la llamada. . .entonces obvio, guerdan todo de nuevo, pero. . .. . .volviendo a dejar el celular en el fondo del bolso. . .para que 30 seg. despues inicie de nuevo el proceso. . .digo yo

darío esteban recalde dijo...

Interesante saber si en toda cartera de mujer están, además de los accesorios adicionales ya mencionados, las instrucciones para entenderlas.

Sería más fácil salir con ellas y quererlas.

pupa dijo...

absolutamente genial el articulo, muy acertado, yo creo q no necesitas mayores cosas en tu bolso, pq todo lo importante ya lo llevas arriba del cuello

jsa dijo...

Me gustó la imagen de "llevar el ambiente cálido de su casa" en el bolso. Mi abrazo.

Adriana dijo...

El bolso me ayuda a mantener el equilibrio.

L dijo...

Adriana ¿te refieres al equilibrio físico o emocional?