martes, octubre 31, 2006

H E R A Número 13. Año. 2

Editorial:

Con este artículo cierro un ciclo y doy comienzo a uno nuevo.
El formato antiguo de esta publicación se convirtió en algo esclavizante y por ende insostenible, por eso seguiré escribiendo pero no con la misma periodicidad de antes, además los temas serán más amplios y diversos.

Exploración de la preferencia sexual

Un par de artículos leídos recientemente me han puesto a pensar en un par de temas.

El primero que viene a mi mente es la inquietud acerca de las relaciones de pareja homosexuales, el cual abordaré desde una postura plenamente heterosexual.
Como profesional de la salud mental estoy al tanto de que la etapa oficial para explorar las preferencias sexuales está definida por el comienzo y el final de la adolescencia, pero porque los libros y los expertos investigadores en el tema digan que es así, muchas personas no van a dejar de lado la posibilidad de indagar este asunto en otros momentos de su vida.
Conocidos son los casos de aquellos padres o madres de familia que luego de ver a sus hijos graduarse de la educación media o superior se animan a salir del closet, pues llevaron una práctica sexual ajena a la auténtica para evitar críticas sociales. Ejemplo de ello es Cynthia Nixon (Miranda en Sex and the City), quien luego de llevar una extensa relación de pareja con un hombre decidió dejarlo para intentar algo parecido con una mujer. No tengo idea de cómo paró el asunto porque poco farandulera soy mas el caso sirve para ilustrar mi punto.
Los seres humanos somos almas encarnadas en cuerpos que tienen cierta preferencia sexual, pero en resumen las relaciones están basadas en simpatías y afinidades entre personas que no conocen de genética o anatomía.
Admiro a aquellas personas que más allá del físico y del género pueden ver al ser humano, a la esencia y de ella es de quien se enamoran. Sí, los admiro pero realmente no comparto esa opción, quizás sea yo muy materialista o muy poco evolucionada pero la verdad es que no logro fijarme todavía en sólo el espíritu de alguien dejando de lado todo lo demás, quizás por eso en un episodio de Star Trek: Next Generation muestran cómo la doctora Beverly Crusher rechaza a su enamorado alienígena porque al cumplirse el ciclo vital de su “cuerpo huésped” pasa a otro pero femenino, no masculino como ella lo esperaba.
La preferencia sexual bi u homo es respetable, tanto como la hetero y quiero creer que son signos de crecimiento personal, en especial la bi, sin embargo es una decisión que debe tomarse y ejecutarse desde la madurez y no desde la curiosidad, desde el convencimiento y no desde la presión social.

martes, octubre 10, 2006

Guía para la creación de talleres

Durante mi época universitaria de pregado tuve una profesora con la cual aprendí varias cosas, si bien no comulgo para nada con su estilo de enseñanza, gracias a ella me hice del documento que voy a presentar para la creación y diseño de talleres. Varios colegas lo han encontrado útil, por ello decidí colgarlo en la red para que quien lo halle valioso pueda utilizar su información.
(Las fotos fueron tomadas con mi celular, para verlas mejor se debe hacer click en cada una).


1



2



3



4



5



6



7



8



9



10



11



12



13



14



15



16



17



18



19



20

21

22

23

24

25

26

27


28

En esta diapositiva dice "check list" por si no se ve bien.


29

30

31

32

33

34

35